5 de julio de 2017

Titan Race, Anachrony, Century: la ruta de las especias

Hoy tenemos un menú variado. Salvajes carreras a lomos de un titán, el comercio de especias, viajes en el tiempo y hexoesqueletos molones. Desenfunda vaquero!!



Tenemos otra novedad de SD GAMES, que continúa apostando por títulos destinados al público familiar.
"Titan Race" propone una carrera a lomos de nuestro titán, el objetivo es ser el primero en completar 3 vueltas a uno de los 6 escenarios diferentes que incluye el juego. Cada titán tiene una habilidad especial, aparte podremos conseguir cartas que permiten realizar todo tipo de "perrerías". Por último destacar que cada uno de los 6 recorridos tiene unas casillas especiales que le dan un matiz distinto a la carrera: rampas de impulso, hielo deslizante, fuego, totems que disparan flechas etc.
Los jugadores realizan sus acciones con los dados, el jugador inicial lanza tantos dados como jugadores, elige uno, lo retira del "pull" y ejecuta su acción, que son: avanzar dos casillas hacia delante, avanzar una casilla y colocar una trampa detrás de nuestro titán, avanzar una casilla y otra en diagonal, avanzar dos en diagonal y golpear a un titán adyacente, avanzar 3 casillas en diagonal, realizar cualquiera de las acciones anteriores y perder una vida.
Aclarar que los titanes tienen puntos de vida, si son noqueados perderán un turno de juego para recuperarse. También están las trampas, que las iremos colocando en el recorrido, si un titán cae en un trampa pierde una vida.
Para terminar el juego incluye un modo muy interesante en el que se pueden situar 3 circuitos seguidos y jugar por equipos de 1, 2 o 3 jugadores, el primer equipo que complete el circuito con un titán vence. Este modo mola bastante porque los equipos van cooperando para atacar a los rivales y abrirle vía libre a nuestro compañero, en mi opinión la manera más divertida de jugarlo. Como contrapunto no funciona muy bien a rangos bajos, lo más divertido es jugar el máximo número de jugadores posibles.
"Titan Race" es un juego sencillo, con mucha interacción, "toñínas" y posibilidad de jugar por equipos. Los componentes son impresionantes, algo ya intrínseco en juegos de producción francesa, con minis y todo oiga!!
Claramente estamos ante un juego que hará las delicias de los pequeños de la casa, no es un juego para culos duros sin embargo en el ámbito familiar encontrará su público, por su sencillez, rapidez de las partidas y una temática bastante acertada que como ya decimos encandilará a los renacuajos.



De los creadores de "Trickerion" (juego que aborrezco) nos llega este colocación de trabajadores de ambientación futurista.
Un meteorito provocó un impacto tan potente que afectó el plano temporal, creando un nuevo tipo de recurso y dejando residuos de este increíble material en el pasado, que es precisamente en donde comenzamos la partida. La temática mola mucho y hacer un prólogo ante de comenzar me parece obligatorio.
Podremos realizar viajes en el tiempo para devolver recursos que hayamos cogido gratuitamente en turnos anteriores, una forma efectista de enmascarar los "prestamos" de toda la vida. Aviso, el juego tiene "chrome" hasta en la sopa y he de reconocer que en el apartado gráfico estamos ante una delicia para los que nos gusta esto del diseño gráfico, me tuvo embobado toda la partida mirando iconos y maquetación.
A lo largo de unas 8 rondas de juego (es variable) los jugadores colocarán sus trabajadores en el tablero central (la "Capital") y en sus propios tableros de jugador. En ellos construiremos edificios sobre los que situar los trabajadores y realizar turnos cada vez más explosivos.
Para situar en el tablero central deberemos colocar los trabajadores dentro de unos "hexoesqueletos" espectaculares con su ranura para introducir los "currelas", estéticamente queda precioso pero es una "sobrada" como un piano, aún así mola. Temáticamente esto se hace porque "la capital" está "hasta los ojos" de radiación… escusas para meter minis.
Así pues estamos ante un "wp" de toda la vida, por turnos situamos los currelas, conseguimos recursos, construimos edificios con ellos, canjeamos recursos en los edificios por acciones varias y potentes, conseguimos más trabajadores e intentamos gestionar todo ello de la manera más eficiente y óptima posible para conseguir puntos de victoria.
Otro detalle a destacar es que tenemos 4 tipos de trabajadores distintos, que según en donde los situemos tendrán unas ventajas u otras. Además cada jugador toma el papel de una facción con una habilidad distinta, un toque de asimetría que se dispara a medida que los jugadores construyen nuevos edificios.
"Anachrony" es un juego bien parido, mucho mejor que el anterior "Trickerion", es un juego exigente, el ritmo es bueno y fluido, la sensación de progresión está conseguida, a medida que construimos más edificios podemos hacer más cosas y especializarnos, el tema se respira gracias a los componentes,  deja sensaciones buenas peeeeeero… estamos ante otro monstruo con sobredosis de esteroides en donde se enmascara continuamente algo tan simple como coger recursos y canjearlos, y no hemos mencionado las expansiones que incluye. Es un clarísimo ejemplo de la vertiente actual de eurogames, muchas cosas para conseguir algo decente.
El cajote donde viene es el más grande que he visto en este tipo de juegos, te mareas de sacar y sacar cosas, es una orgía de componentes. Todo esto genera una pereza bastante seria de sacarlo a mesa, porque además, dentro de su planteamiento de juego hay otras opciones mejores y que se montan y desmontan bastante más rápido.
Si te estás introduciendo en los juegos de mesa y quieres algo más duro este "Anachrony" te va a encantar, porque está bien parido, la temática es brutal y la sensación de crecimiento está bastante bien, ahora prepara una buena mesa que te va a hacer falta. A mi personalmente este tipo de juegos con tanta "chorradica" me dan cada vez más pereza.



Emerson Matsuuchi ("Specter pos") se saca de la manga este "muevecubos" que recuerda enormemente al fantástico "Splendor" de Marc André. El conjunto que ha conseguido es excelente y adictivo, me encantan estos juegos que consiguen mucho con poco.
La propuesta es sencilla, conseguir comprar las cartas de ciudad que dan más puntos de victoria. Para comprarlas hay que pagar cubos de 4 colores distintos (que en el juego simbolizan 4 tipos de especias). Y claro, esos cubos hay que conseguirlos de la manera más óptima posible, y sobre todo, antes que nuestros rivales. Porque además cuando un jugador adquiere su quinta carta de ciudad se acaba la partida al final de dicha ronda. ¿No huele a "Splendor"? y en el buen sentido vaquero.
Ahora bien, lo que distingue "Century" del mencionado "Splendor" es la mecánica de construcción de mazo. Y es que nuestras acciones se realizan con cartas. Comenzamos con dos, las más básicas: conseguir cubos amarillos (los más pencos) y evolucionar 2 cubos. El valor de las especias va así: amarillo < rojo < verde < marrón.
En su turno el jugador realiza una acción: juega una carta de acción y la aplica, o compra una carta de ciudad, o compra una carta de acción (aquí está la construcción de mazo), o pasa para devolver a su mano todas las cartas de acción jugadas. Los turnos pasan volando, puntazo positivo.
Esta última acción comentada es otra de las claves del juego, uno de nuestros objetivos será evitar realizarla a toda costa, y esto se consigue construyendo un buen mazo de acciones.
Así pues estamos ante una carrera por construir el mazo más óptimo posible, que tengamos en mano acciones que nos permitan canjear y conseguir recursos de todos los tipos para poder adquirir cuanto antes las mejores cartas de ciudad.
"Century: LRDLE" es un juego adictivo y muy rápido, la tensión que consigue va "in crescendo" y su sencillez esconde un intríngulis de juego directo y divertido, va al grano y eso me encanta.
De componentes va sobrado, cubiletes para poner los recursos, cartas gigantes y de calidad, monedas de metal, una delicia. Aunque esto va directamente relacionado con una pega, el precio es excesivo, aunque esto se diluye gracias a la gran cantidad de partidas que le vais a dar, se amortiza. Sea cual sea el tipo de jugador estoy seguro de que "Century" va a gustar, es un diseño muy redondo en todos los sentidos.
En cuanto al rango de jugadores no he podido jugarlo a 2, pero tiene pinta de que puede funcionar bastante bien.
Como curiosidad comentar que forma parte de una trilogía que podrá ser combinada entre sí, en los próximos meses saldrán los otros dos títulos. Si son igual de buenos estoy deseando ver de que tratan.

Hasta la próxima vaqueros!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...