3 de enero de 2015

ME LO JUEGO TODO!! Diamantes, Cant stop, Stone age, Sushi go!

Despúes de 2 semanitas de parón y viajes familiares volvemos con las pilas cargadas (el estomago lleno) y un nuevo año por delante, al lío:


Diamantes
¿Cómo es posible que se necesiten 2 mentes para parir esta tontería de juego?, y encima uno de ellos es el creador del San Marco o del Ticket to ride (Alan R. Moon) y el otro el del Ciudadelas (Bruno Faidutti). Quizás se fueron de excursión por el monte, se perdieron y tuvieron una revelación de esas chamánicas.
En Diamantes somos cazatesoros que nos metemos en una cueva muy peligrosa en busca de… Diamantes!!
En cada turno los jugadores deciden en secreto si deciden seguir en la cueva o escapar con los diamantes conseguidos, si arriesgas mucho puede aparecer un peligro que haga que perdáis todos los diamantes conseguidos en la ronda. Se juegan 5 rondas, se cuentan los diamantes y el que más tenga gana la partida.
Lo bueno de este juego es su duración y el rango de jugadores, de 3 a 8, y es más jugadores donde se disfruta. 
Un juego muy, muy sencillo con algo de emoción por el tema de los peligros que pueden aparecer y que les encanta a los pequeños de la casa, y es que los diamantes son muy bonitos (cuidado que parecen gominolas).

Diamantes, el filler que necesitó unir a 2 genios para ser creado.

Sid Sackson hizo mucho bien a nuestra afición, uno de los primeros grandes diseñadores de juegos de mesa. En 1980 se publicó esta pequeña genialidad con motor de dados que aún hoy en día funciona a las mil maravillas. En este juego forzar la suerte se vuelve tremendamente adictivo, de ahí su nombre.
El primer jugador que complete 3 de las 11 filas gana, el problema es que ha medida que se completan filas las posibilidades disminuyen y es más fácil perder el turno en vano.
4 jugadores nos enfrascamos en una partida tras otra buscando la sonrisa de la diosa fortuna en un "non stop" de tiradas, gritos, risas e improperios varios, desde luego unas risas te echas.
El típico juego que te pedirán tus primos pequeños en todas las reuniones familiares.

Y vamos con el juego más duro al que he jugado estos dias jajaja diantres!!
Para mi está muy claro, después del Catán el siguiente paso es este juego, mi familiar por excelencia. Stone age cumple siempre que lo saco a mesa con no-jugones, un Hans and gluck en toda regla, componentes excelentes, grafismo made in Michael Menzel, reglamento sencillo, bien explicado y partidas muy disputadas.
Un clásico moderno por el que no pasan los años, y culpa de ello es que entre jugones se disputan partidas muy buenas.
Partida a 4 jugadores ya curtidos en las dinámicas del juego, y se notó ya que rápidamente empezamos a calar por donde íbamos todos, por lo tanto las "pisadas" estuvieron a la orden del día. Una partida muy tensa y emocionante con resultados finales muy justos.
Un euro familiar que debería estar en toda colección.

Compré este juego para reventarlo estas navidades con la la familia de mi novia. Lo clavé.
Nada más repartir las cartas ya los tienes en el bolsillo y es que las ilustraciones cautivan a cualquiera. En mi opinión la labor gráfica es perfecta, de esos juegos que los compras a ciegas simplemente por las ilustraciones. Le añades el precio y una mecánica con la complejidad de un botijo y que diantres, familiar navideño al canto.
Se reparten "x" cartas a todos los jugadores, todos a la vez eligen una carta que colocan boca abajo, al unísono se desvela y se "planta" en su zona de juego, por último se pasa el mazo de cartas al jugador de tu izquierda… y vuelta a empezar.
Cuando se gastan las cartas se puntúan dependiendo de como hayas combado las cartas "plantadas" frente a tí. 
Este proceso se hace 3 veces (rondas) y se acaba, el que tiene mas puntos como no, gana.
Sushi go! es un juego para la familia, en territorio jugón no tiene hueco. Si necesitas algo para mantener ocupado a tus familiares después de comer o cenar, este juego lo cumple a la perfección. Eso si, cuidado que varias partidas seguidas pueden resultar un tanto pesadas. Asi que lo ideal es alternarlo con otros filtres, ahí brillará muchísimo.
Un juego simpático con un apartado gráfico muy "cuky".

En breve más (que hay mono), sayonara beibis!! (y feliz año)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...