15 de mayo de 2017

Legado Perdido, Honshu, Kingdomino

Esta semana buscamos el "legado perdido" y creamos ciudades a base de loseteo, juegos ligeritos e interesantes. Desenfunda vaquero!!



Seiji Kanai y Hayato Kisaragi le dan una vuelta de tuerca a "Love Letter".
El concepto de juego es muy interesante, pues este "Legado perdido" se presenta en 3 cajitas bajo el rótulo de "Primera crónica", "Segunda crónica" y "Tercera crónica". Es decir, hay 3 "legados perdidos" diferentes a la venta. Y a su vez, cada "legado" trae 2 mazos de 16 cartas diferentes, en total hay 6 mazos que se pueden combinar entre sí para crear partidas con diferentes posibilidades. La idea está muy chula pero la broma sale por unos 45 euros, sabiendo que es un juego de 10 minutos de duración… que cada uno valore.
Vamos al lío, estamos ante lo que se denomina como "microjuego", creado con 16 cartas y que se ventila en "cero coma". El objetivo de los jugadores es encontrar la carta de "legado perdido", quien la encuentre gana, ó, ser el único jugador sin ser eliminado.
El juego es sencillo a más no poder. Los jugadores empiezan con una carta en mano, en su turno roban una carta del mazo, juegan una carta de su mano y aplican el efecto (obligatoriamente).
Los efectos de las cartas son lo que cambian el "carácter" de las partidas, y al haber en cada caja 2 mazos diferentes podéis crear distintos tipos de partida, si tenéis las tres crónicas se disparan las opciones.
Cuando el mazo de cartas se agota se realiza la fase de "Investigación". Empezando por el jugador que tiene en mano la carta de valor más bajo (esto es importante) los jugadores tienen una oportunidad de encontrar la carta de "Legado perdido". Pueden mirar cualquier carta que hay en la partida, tanto la que tienen los jugadores como las cartas que hay en la mesa, denominadas "ruinas", y que durante la partida van creciendo en número. Si el jugador al elegir carta descubre el legado perdido vence, sino le toca al siguiente jugador, pero claro este ya tiene información extra.
"Legado perdido" es de esos juegos en los que no entiendes nada en la explicación, y es al jugar cuando la cabeza te hace "click". La verdadera chicha del juego se encuentra en los efectos de las cartas, y a medida que las conozcáis disfrutareis cada vez más de las partidas. Tiene buena carga de factor psicológico al usar las cartas y al intuir que tiene cada jugador en mano según como juega. Como ejemplo imaginemos esta situación, ¿y si tienes en mano el "legado perdido"? sabes en donde está pero debes aguantar hasta la fase de investigación para descubrirlo, y no solo eso, deberías ser el primero en jugar esta fase, ¿debes soltarlo? si los demás ven que esa carta nunca la juegas sospecharán de que está ahí. Situaciones de este tipo son las que os vais a encontrar en el juego y son los efectos de las cartas los que consiguen, con mucho acierto, generar un "intríngulis" interesante.
El concepto de juego es muy parecido al de "Love Letter" (por no decir el mismo), pero en mi opinión "Legado perdido" lo mejora en muchos aspectos. Si bien es cierto que a veces sigues teniendo turnos en los que el juego te "maltrata", da pié a controlar un poco más lo que sucede en la mesa.
No es un juego que vaya a fascinar a tu grupo de juego pero en determinados momentos y con jugadores novatos da resultados sorprendentes, y si os gusta "Love letter" es impepinable.



"Games4gamers" trae a nuestro país este "pequeño gran juego" (que diría el amigo Blackmeeple) en el que usaremos las cartas para una puja y para construir una ciudad japonesa (ahora se lleva mucho lo del 2x1).
Los jugadores participan en una puja inicial en la que se determina el orden de turno para elegir las mismas cartas usadas para la puja. Estas cartas las colocaremos en nuestro espacio de juego para ir creando una ciudad, con sus bosques, lagos, industrias, montañas etc.
El planteamiento queda tal que así: cada jugador elige una carta de su mano (comenzamos con 6 y están numeradas) para intentar ganar la puja. El jugador con el valor más alto se convierte en el jugador inicial, escoge una de las cartas usadas por cualquier jugador en la puja, y la sitúa en su terreno de juego. De este modo expande su territorio. Tras 3 turnos los jugadores pasan su cartas al vecino, tras 3 turnos más volvemos a recibir 6 cartas y jugamos otras 3 y 3 turnos. Es decir, jugamos 12 turnos.
Nuestro objetivo es conseguir crear una ciudad que otorgue el mayor número de puntos posibles, los bosques, lagos, las fabricas y las casas son lo que deberemos situar lo mejor posible ya que son los que nos darán los puntos de formas diversas.
"Honshu" es un juego que esconde detalles muy interesantes. La carta que utilizamos en la puja es la misma que formará el "mercado" de cartas disponibles para todos los jugadores, a su vez, los recursos que generemos en nuestra ciudad se pueden utilizar para mejorar nuestro valor de puja, pero también son imprescindibles para puntuar nuestras fábricas al final de la partida, así que no hay que malgastarlos. Por último, al colocar cartas de terreno debemos solapar partes de las ya situadas, esto aumenta notablemente el factor "puzzle" del juego y en ocasiones nos tendremos que "quebrar" un poquito el coco.
Gracias a estos pequeños detalles (y otros no mencionados) estaremos tomando pequeñas decisiones todo el rato, algo que abre el espectro de "jugador objetivo" al máximo, inclusive a jugones.
Como punto negativo añadiré que la duración de la partida me ha parecido un poco excesiva, en mi opinión un par de rondas menos le hubiesen sentado fenomenal, por otro lado se genera bastante "ap" al elegir carta para situar en la ciudad, como colocarla, que tapar… las posibilidades son muy amplias, demasiado en mi opinión.
Concluyendo, "Honshu" se convierte en un juego muy asequible por su precio y muy interesante en su propuesta, si además te gusta la colocación de losetas estás de enhorabuena pues también tiene su dosis. No estamos ante ninguna maravilla pero si una buena opción para pasar un buen rato tanto si eres un "rookie" como un "culoduro". Recomendable.



Pasamos a otro juego de loseteo, esta vez diseñado por Bruno Cathala y que ha sido publicado en nuestro país por Morapiaf.
El juego es bastante sencillo, hay que crear un reino colocando losetas dobles (con dos terrenos cada una), pero hay que cumplir 2 normas restrictivas:
Primera. Tu reino no podrá exceder de los 5 x 5 terrenos. Sino colocas con cabeza las losetas dobles será bastante fácil que se te queden huecos sin poder situar terrenos, y eso repercutirá directamente en tus puntos de victoria.
Segunda. Al colocar losetas al menos uno de los terrenos debe coincidir adyacentemente con uno ya situado.
El juego se ventila en 20 minutos. Se sacan a mesa tantas losetas como jugadores, se ordenan según su numeración de menor a mayor y se sitúan en "columna". Se determina el orden de turno al azar y cada jugador escoge una loseta doble, según la escogida determina el orden de turno para escoger de la segunda columna de losetas que crearemos. Cuando se acaban las losetas se termina la partida y a contar puntos. Fácil y limpio.
Los puntos de victoria se obtienen a través de los tipos de terreno, debemos crear "sectores" de un mismo tipo de terreno, pero además, debemos hacer que en esos "sectores" haya "coronas", que son las que indican los puntos que dará cada loseta de ese sector. Ejemplo: tengo un sector de "bosque" conformado por 5 terrenos, y en dicho sector tengo un total de 2 coronas, por lo tanto ese sector me otorga 10 puntos. Logicamente si en un sector no hay coronas no otorga puntos por muchas losetas que tenga.
Como podéis intuir el juego se explica en 1 minuto y se ventila en 15-20. Esto en mi opinión es el mayor acierto, tiene la duración exacta para que no resulte aburrido y monótono, y es más, al terminar no te importa echar otra.
La interacción está presente "pisándole" losetas a los rivales y buscando tener preferencia en el orden del turno, suave y efectiva.
"Kingdomino" es un juego aceptable, que funcionará perfectamente en el ámbito familiar y "no-jugón" por su rapidez y pequeña toma de decisiones, el típico juego que rellena estupendamente pequeños huecos libres para echar algo. Yo personalmente no lo voy a meter en la colección porque hay otras opciones bastante más interesantes, pero no le negaría una partida.

Hasta la próxima vaqueros!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...