16 de febrero de 2015

ME LO JUEGO TODO!! Keyflower, El Grande, Lords of Xidit


Después de un mes de Enero espectacular he comenzado Febrero un tanto relajado. Y es que a veces el trabajo y temas personales no son compatibles con nuestra afición. Vamos con las partidas más interesantes de este inicio de febrero:

Keyflower es un juego muy fresco y original. Como no, trata de conseguir más puntos de victoria que los demás, la parte innovadora y que le da carácter es el como se ejecuta todo. Una mezcla entre pujas, colocación de trabajadores y pick and deliver.
Habrá cuatro rondas de juego, primavera, verano, otoño e invierno. En cada una de ellas saldrán una serie de losetas que se subastarán entre los jugadores. Las pujas se realizan con meeples, y cada loseta solo podrá ser pujada con un tipo de meeple (amarillo, azul, rojo y en ocasiones verde). Los meeples se van consiguiendo al azar de una bolsa de tela.
El jugador que más meeples puja se lleva la loseta y la coloca en su zona de juego como si de un Carcassonne se tratase. Es decir debe "casar" bien con las losetas que ya tengas en tu poblado. Los puntos de victoria se consiguen gracias a los efectos de las losetas.
Por último hay que destacar que aunque una loseta pertenezca a otro jugador, esta podrá ser utilizada colocando meeples sobre dicha loseta. Y esto en ocasiones fastidia mucho a los rivales, en este juego pisar la jugada jode muchísimo.
En resumen, a medida que se desarrolla el juego las opciones estratégicas y de acción se van multiplicando ya que los poblados de cada jugador van mejorando y creciendo con nuevas losetas.
A mí es un juego que me gusta bastante. Las pujas son bastante tensas y más sabiendo que los meeples que tiene cada jugador son secretos (detrás de la típica pantalla). Por otra parte, aunque pierdas una puja siempre tienes opción de trasladar a otra loseta tus meeples sobrepujados, es decir siempre hay un "plan b" y en mi opinión es muy importante tenerlo en cuenta.
Keyflower es un gran eurogame que propone y transmite una experiencia de juego fresca, completa y bastante dinámica cuando se se sabe jugar. Su rango de jugadores (de 2 a 6) lo hacen muy versátil entre grupos de juego y por lo general gusta bastante.

Si tienes algún colega entusiasta del Risk y no sabe lo que significa "Catán" o "Knizia" deberías regalarle este juego. Fliparía en colores.
El padre de las mayorías. El grande va a cumplir ya veinte añazos y se sigue manteniendo en el top 30 de la bgg, una auténtica hazaña.
Este es de esos juegos que ya en la explicación empieza a gustarle a la gente. Su sencillez de reglas y profundidad de juego lo hacen accesible desde la primera partida, como casi todo juego añejo.
Cada jugador toma el papel de un "Grande" de España, su misión será intentar controlar el mayor número de territorios, o al menos los más estratégicos. Los jugadores irán colocando caballeros (cubos) en las diferentes regiones para conseguir los puntos de victoria otorgados según la mecánica de "mayorías". Esto es, el que más cubos tenga en una región se lleva "x" puntos, el segundo otros tantos y el tercero una pequeña parte.
Cada tres rondas se hace un recuento de cada región, se otorgan los puntos y en el tercer recuento de la partida (ronda 9) se termina. ¿Quien gana? venga que lo sabéis.
La mecánica se apoya en un motor de cartas en el que todos los jugadores tienen el mismo mazo numerado del "1" al "13". En cada ronda los jugadores eligen una de estas cartas (no se pueden repetir) el que saque el valor más alto será el jugador inicial de la ronda.
Seguidamente el primer jugador elige una de las cinco cartas de acción que hay disponibles. El siguiente una de las cuatro restantes, el siguiente una de las tres que quedan etc.
Y aquí está todo el mejunje del juego, las cartas de acción permiten mil y una perrerías. Desde introducir caballeros en las regiones, eliminar caballeros, moverlos a tu antojo, devolverlos al jugador, mover al rey (de gran importancia estratégica), puntuar una única región etc.
Imaginad la cantidad de situaciones que se pueden generar, alianzas que duran un turno, puñaladas traperas y movimientos inesperados que te hacen estar todo el rato maquinando y desconfiando de tus rivales. El Grande destaca por un alto grado de interacción entre los jugadores.
Y para mí, esto es un arma de doble filo. Aporta muchísima emoción pero en ocasiones se vuelve demasiado caótico e incontrolable, y sí amigos, en bastantes ocasiones se genera el odiado kingmaking. Jugad con novatos y lo veréis.
Sin embargo la experiencia de El Grande es fabulosa, este factor caótico es necesario para crear partidas tensas y muy emocionantes. Aunque a veces el kingmaking genere resultados finales bastante injustos. Si pretendes controlar cada movimiento probablemente este no sea tu juego. A mi me parece un juegazo tremendo.

Con este juego estoy un poco indignado.
Enlazaros a la ficha del juego en bgg pinchando el título… ya? Bien, habéis visto la calidad de los componentes, las miniaturas tan curradas que tienen (son una P-A-S-A-D-A), los castillos, las ilustraciones etc. Como diría un gran amigo de Albacete "está guapíhhhimo!!". Peeeero, no es nada de lo que podría parecer.

El juego resulta que es un abstracto sencillísimo en el que debes planificar en cada turno seis acciones que se ejecutarán en orden (sin vuelta atrás).
Básicamente tendrás que ir a unas ciudades a conseguir recursos (los hay de 5 tipos/colores), para después ir a otras ciudades a matar unos monstruos que requieren de algunos de esos recursos. Ejemplo: tengo que ir a la ciudad 9 para matar un monstruo que requiere un recurso verde y dos grises. Pues ya sabes, ve a conseguir esos recursos y luego directo a por el monstruo. Eso sí, hazlo antes de que otro se te adelante.
Te pasas el juego yendo de ciudad en ciudad de la forma más eficiente posible.
La gracia (o lo único que me gustó) está en que en cada turno TODOS los jugadores planifican (a la vez) 6 movimientos en unos tableros con ruedecitas, en las cuales indicas que acción ejecutarás. Es decir hay 6 ruedas ordenadas del 1 al 6, en cada rueda colocas el icono de la acción que harás (mover o activar), cuando todos han terminando se desvelan y por turnos se ejecutan las acciones como si de robots se tratase. Planificas de cara a 6 movimientos!!
Y aquí está la interacción, pues seguramente lo que planificaste no sale del todo bien ya que los planes de otro jugador se meterán en medio. Me he explicado bien?
Da igual, cuando lo ves funcionar lo entiendes inmediatamente y es tremendamente fácil, pues se resume a viajar entre ciudades y activar lo que hay en la ciudad. Unas veces son monstruos para derrotar y otras veces son recursos para conseguir (para nuevamente, matar monstruos).
Vale, y para qué matar a tanto monstruo? pues para conseguir los 3 bienes que dan la partida, es decir hay 3 tipos de puntos de victoria. El dinero, la influencia y los castillos.
Al principio del juego se determina la importancia de cada uno de estos 3 bienes y se numeran según su importancia (del 3 al 1). Al final de la partida se comprueba quien tiene menos puntos del tercer tipo, ese jugador queda eliminado. A continuación se comprueba quien tiene menos puntos del segundo tipo, queda eliminado. Y por último se comprueba quien tiene más puntos del primer tipo, ese jugador gana. Como veis para ganar hay que tener un equilibrio de todos los bienes.
El juego no me ha parecido malo, no me malinterpretéis, lo que pasa es que la apariencia y estética no está acorde a lo que ofrece. Cuando ves el juego desplegado da la sensación de ser un diseño con muchas opciones y profundidad. Para que engañarme, me esperaba algo más ÉPICO. Y nada más lejos de la realidad, Lord of xidit es un abstracto sencillito con una mecánica de planificación muy resultona cuyos componentes y grafismo pueden ser más una carga que una característica.
Y es que no soporto cuando utilizan la estética de un juego para vendernos la moto, siendo en realidad una bicicleta que igualmente podría llevarte de paseico, pero las expectativas ya no son las mismas.
Por cierto que este juego es una reimplementación del Himalaya (2002), juego cuya estética y componentes me parecen bastante más adecuados y "sinceros".

Y hasta aquí llegamos, a ver si juego un poquito más que este mes pinta muy flojete. Sayonara beibis!!

1 comentario:

  1. Yo es que jugué al Himalaya en su día y me encantó. Y cuando me enteré que lo reeditaban bajo el nombre de Xidit y con unos componentazos de la ostia... pues q me alegré. Pero fíjate, ya imaginé que a alguien le pasaría lo que tu comentas en esta entrada, que precisamente por ese gran lavado de cara dé a confusiones, y parezca un ameritrash, o algún otro juego que definitivamente no es. Es como dices un abstracto puro y duro.
    Yo estoy pendiente aún de estrenar mi copia, que la tengo desde octubre y nada, no hay manera :(
    Saludos!

    P.D: y viva El Grande!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...